Puente de Hierro

En 1566 Blanca vio la necesidad de construir un puente colgante para poder acceder a la parte opuesta del río Segura, y mejorar las comunicaciones con el resto de pueblos del Valle de Ricote. Este primer puente se construyó a base de esparto y madera, recibiendo el nombre de “cuna” debido al movimiento que tenía al cruzarlo.

Más tarde, en los primeros años del siglo XX, las condiciones del puente del puente no eran las ideales para los nuevos vehículos de tracción que comenzaban a circular, aunque siguió activo.

El 21 de abril 1946, ya con el puente de hierro en funcionamiento, una riada (llamada “la Bendita” por ocurrir en Viernes Santo) se lleva el puente de madera, que servía entonces de pasarela, no volviéndose a reconstruir.

El puente de hierro se construye en 1934 mediante roblonado, técnica que consiste en la unión de piezas metálicas a través de roblones de acero y que cae en desuso en los años sesenta con la introducción de la soldadura. Su construcción fue fundamental para el establecimiento de comunicaciones con el resto de las poblaciones del Valle de Ricote ( Molina Ruiz, Tudela Serrano, Guillén Serrano, 2014).

puente de hierro

puente_de_hierro-1

puente_de_hierro-2

puente_de_hierro-3