El Castillo

Enclavado sobre la Peña Negra de la Sierra del Solán, se encuentra esta fortificación cuyo orígenes se remontan a época islámica (s. XII). Levantada en un punto estratégico del Valle de Ricote, tuvo un papel destacado como atalaya de vigilancia permanente para la defensa del Valle llevado a cabo por los musulmanes que poblaron la zona, y como refugio para los habitantes del lugar, respondiendo a la tipología de “hisn islámico”.

Tras la Reconquista Cristiana, el castillo se convirtió en símbolo del poder señorial de la Orden de Santiago, siendo residencia temporal de Don Fadrique Alfonso de Castilla, maestro de la Orden de Santiago.

Los restos más destacados del conjunto fortificado están formados por tres torreones unidos que pudieron alcanzar los doce metros de altura. Se puede apreciar también unos arranques de una muralla apenas conservada. El castillo albergaba en su interior una posible aljibe enclavado en la roca.

Datos de interés:

  • El grosor del lienzo de muralla es de 1,50 m y el de las torres de 0,90 m
  • Las torres son huecas, de planta rectangular y trazado desigual
  • De extremo a extremo de las torres hay 17,55 m
  • Tenía saeteras: huecos semicirculares casi tan anchas como altas, con la zona inferior en plano inclinado para mejorar la posición de tiro a costa de disminuir la protección del defensor
  • Excepto el lienzo frontal, el resto es mampostería sencilla
  • Declarado BIC (Bien de Interés Cultural)

Algunos acontecimientos:

  • 1445: Albergar al Maestro D. Enrique de Aragón, que dejó aquí a su esposa Dª. Blanca y que permaneció hasta que se enteró de la muerte de su mardido (1446) y marchó a Orihuela
  • 1448: Asedio al castillo por D. Rodrigo Manrique, Comendador de Segura. La población entró en pactos de rendición por falta de agua
  • 1489: Reunión, el 22 de junio , de los cuatro regidores, los jurados y el escribano concejil de Murcia, que habían huido de la ciudad debido a la epidemia de peste que allí había, y como concejo designaron a dos regidores, otorgándoles plenos poderes para poder elegir y nombrar los cargos concejiles que comenzaban su actividad oficial el 24 de ese mes
  • 1544: El último morador fue Francisco Enriquez de Rojas y Quiñones, Comendador de la Encomienda del Valle de Ricote

Leyendas:

Entres las leyendas más importantes del Castillo de Blanca, cabría destacar dos:

  • La Dama Blanca: existen varios testimonios que aseguran haber visto una imagen de lo que podría ser una mujer vestida de blanco, apodada más tarde como “La Dama Blanca”, paseando por las inmediaciones de las ruinas del castillo. Teniendo en cuenta las descripciones y lugar de aparición, podría tratarse del “fantasma” de doña Blanca de Borbón, reina de Castilla, abandonada por el rey Pedro I de Borbón, y posteriormente asesinada a la edad de 22 años por orden del mismo rey.

    Doña Blanca de Borbón fue defendida por don Fadrique, maestro de la Orden de Santiago y Sancho Sánchez de Moscoso, comendador de Ricote, que es quién podría haber dado el nuevo nombre al municipio en la época cristiana, pasando a llamarse Blanca en vez de Negra.

  • Pasadizo hasta la ribera: se ha descrito en varias ocasiones la existencia de un pasadizo en el Castillo por el cual se podría bajar hasta la ribera del río Segura. El motivo de su existencia pudo ser la de facilitar otra vía de escape y/o permitir el abastecimiento de agua de una forma más fácil.

93

96

98

castillo de Blanca Murcia